Nuevos robots colaborativos

Tecnológicamente estos robots presentan algunos avances interesantísimos y muy valiosos para algunos sectores industriales. Pero cabe plantearse -medio en broma- algunas cuestiones:

¿acabarán empleándolo en puestos de trabajo que podrían -y desearían- realizar personas, con igual destreza?

¿cotizarán a la seguridad social por cada empleo sustituido?

¿cómo influiría su abaratamiento y aplicación masiva en el mercado de trabajo?

¿cómo se abordará la cuestión de que las personas terminen siendo en gran medida prescindibles en un sistema industrial avanzado?

Los trabajadores y sus familias consumen multitud de productos con sus ingresos, pero los robots apenas un poco de lubricante y electricidad, lo cual implica menos demanda de muchos productos y servicios.

Es factible programar las tareas de mantenimiento correctivo y preventivo, y dejar en la calle a los técnicos especialistas, pero también -un poco más adelante- a los programadores de bajo nivel. O sea, que las empresas eliminarían paulatinamente buena parte del personal de ingeniería, después del de producción. Y las funciones restantes podrán ser ocupadas desde países remotos.

Y por último: si llegan a ser verdaderamente inteligentes, ¿cómo se las apañaran las empresas para evitar que pidan vacaciones y permiso por asuntos propios? Supongo que desmontando su sistema locomotor para que no puedan salir de la fábrica, pero ¿y que pierdan el tiempo navegando por internet y chateando con otros robots?

Anuncios