La difícil estrategia contra la crisis

Por Alberto Montiel

Un reto enorme, como lo es encontrar soluciones a un problema descomunal como la crisis que enfrentamos (como individuos y colectivos), puede mantenernos paralizados por el pánico o puede espolear la creatividad para producir ideas asequibles (material y conceptualmente) y efectivas. Es fundamental encarar el miedo para decantar la reacción hacia el lado creativo.

 El primer requisito para encontrar estas aparentemente esquivas soluciones parece ser el de analizar correctamente la situación; los motivos que llevaron a ella, y los mecanismos a nuestro alcance para su corrección.

Tal vez la parálisis la provoca la sensación (convenientemente alimentada) de que como ciudadanos de a pie parece que no tenemos opciones para modificar esta realidad, lo que provoca que no se actúe hasta que no se acumule una considerable tensión, que precisará equilibrarse de forma brusca (como en los seísmos, provocados por tensiones acumuladas en las fallas durante años y liberadas repentinamente).

Éste es el problema de los cambios graduales en los puntos de referencia (shifting baselines), que pasan inadvertidos durante mucho tiempo por la escasa capacidad humana para advertir las más lentas modificaciones de su entorno (social, ecológico, económico), hasta que los desequilibrios se tornan inasumibles para el necesario equilibrio de fuerzas de todo sistema.

 Desde luego, los sistemas sociales y económicos no son estáticos, sino que evolucionan constantemente, idealmente en equilibrio. El problema es que las desigualdades en las fuerzas, mantenidas durante cierto tiempo, nos llevan lentamente a una situación de progresivo desequilibrio, acumulando tensiones que en algún momento han de provocar reacciones, que pueden ser extremadamente bruscas.

 Salvando la resistencia que nos producen a algunos ciertos conceptos, y considerando el control como el trabajo necesario para mantener a raya la entropía de los sistemas, se me ocurre esta metáfora: en los bucles de control automáticos en que se basan todos los procesos industriales, cuando la desviación respecto al valor deseado es ya importante, la reacción de los mecanismos de control ha de ser proporcional a esa desviación, desde luego, pero no demasiado grande, pues se podría provocar un desequilibrio fatal. Para regular cualquier sistema artificial se precisa decisión, sí, pero sobre todo análisis y comprensión del sistema para amortiguar las reacciones a los mecanismos de control (si no queremos crear aún mayor desorden).

No veo muchas diferencias con los sistemas económico-sociales, salvo que los mecanismos de las ciencias sociales permanecen aún ignotos en muchos aspectos, y que recientes descubrimientos señalan hacia una irracionalidad en la toma de decisiones debida a la prevalencia de los impulsos emocionales y al “pensamiento primitivo”.

 Estos impulsos gobiernan también -como no- a los individuos que a su vez han de dirigir la política.

Pero, imaginando que pudieran sobreponerse a la tiranía de su sistema límbico, un gobierno recién estrenado (como el de España) haría bien en concentrarse en la tarea de recoger toda la información relevante que pueda, analizarla y extraer de ella conocimiento, antes de tomar decisiones importantes; y lo ha de hacer rápido.

No es fácil, pero tienen medios para hacerlo si no se distraen y dispersan sus fuerzas. Porque, paradójicamente para ellos, la única forma en que pueden tener éxito es olvidándose del poder y concentrándose en mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos, en lugar de desgastarse en luchas intestinas y el “politiqueo” habitual.

Si, en lugar de ello, continúan destruyéndose en luchas de todos contra todos, los sistemas continuarán a la deriva, o casi peor, bajo el control de fuerzas externas con intereses puramente financieros. Por supuesto, es posible que ése sea el objetivo de esas fuerzas externas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s